Nuestra Historia
1944, Reynosa, Tamaulipas.

La segunda guerra mundial estaba por terminar, y el turismo se acrecentaba en la ciudad. Un hombre inteligente con dedicación y esfuerzo, vio en esta época la oportunidad de crear una empresa que fuese trascendental, que se ligara con el amor, la elegancia y con la esencia del ser humano. Donaciano Garcia Gorena abrió las puertas a la mejor joyeria que la frontera hubiera visto.

Hasta la fecha continuamos con una tradición a la que llamamos con orgullo familiar, ofreciendo las mejores marcas; para alcanzar nuestras metas nos damos a la tarea de crear sensaciones únicas y ser parte de los anhelos de nuestros clientes. Queremos darle la bienvenida a las nuevas generaciones, llevando a la joyeria a un punto de vanguardia e innovación, pero con la visión de siempre ser: trascendentales.